Ciática en Leganés

EXPERIENCIA

FORMACIÓN

PROFESIONALIDAD

¿Cómo saber si necesito tratamiento para el dolor de ciática en Leganés?

Lo primero que debes saber es qué es una ciática. Pues dependiendo de su origen, su evolución cambiará bastante.

La verdadera ciática tiene su origen en un problema del disco intervertebral, ya sea una protrusión, una hernia o un edema discal. Y el dolor será prácticamente todo el día e incluso la noche. La medicación ayuda muy poco y es muy incapacitante.

Una falsa ciática suele venir por una contractura del músculo piramidal o el glúteo medio, dando un dolor referido hacia la parte lateral o posterior de la pierna, llegando hasta la parte posterior de la rodilla (origen en el músculo piramidal) o incluso hasta la parte lateral de la pierna (origen en el glúteo medio). Este dolor no está presente 24h, suele mejorar con el reposo y en algunos casos, con la marcha. Y mejora con la medicación (antiinflamatorios o analgésicos).

El dolor suele empezar en la zona baja de la espalda, en la zona lumbar o el sacro, con irradiación hacia la zona glútea, recorriendo la parte posterior y lateral del muslo y/o la pierna, incluso hasta el pie. Puede llegar a provocar parestesias (hormigueo).

¿Por qué es importante tratar la ciática?

Si presentas dolor en la zona lumbar baja, que irradia hacia la parte posterior o lateral del muslo y/o la pierna, piensa que tienes una ciática. En este caso, la clave es realizar un tratamiento lo más rápidamente posible. Y sobre todo, ponte en manos profesionales, pues de esta forma, sabrás a qué tipo de dolor te estás enfrentando y su pronóstico.

Notarás cómo te va afectando en tu día a día. Tendrás dolores en tu trabajo, ya sea sentado o de pie, lo que te impedirá estar concentrado. Si eres deportista, no podrás realizar tus actividades con la misma libertad que lo hacías hasta ahora. Y te impedirá incluso tener ratos de descanso, pues puede llegar a provocarte dolor estando en el sofá o incluso durmiendo, algo que empeora enormemente tu calidad de vida.

El problema principal es identificar el origen de tu ciática en Leganés. Si tiene un origen en uno de los discos intervertebrales de tu zona lumbar, ya sea por un edema, protrusión o hernia discal, lo importante es el tratamiento precoz. De esta forma, se podrá reducir la inflamación de forma más rápida. Si esperas demasiado, se hace cada vez más complicado solucionar tu problema con terapia manual.

En el caso de lesión discal, lo ideal es realizar una resonancia lumbar para saber el alcance de la lesión. Hoy en día, salvo que tengas seguro privado, resulta imposible tener dicha prueba de forma rápida, así que lo ideal es que confíes en un profesional de la fisioterapia y osteopatía para poder solucionar tu dolor.

Si tu dolor tiene un origen muscular (contractura del piramidal, glúteo medio o bíceps femoral), el pronóstico y evolución son mucho más favorables, y necesitarás un fisioterapeuta para solucionar tu ciática en Leganés.

CONTACTA CON NOSOTROS

No esperes más y reserva tu cita

reserva tu cita

6 + 8 =

¿Dónde tratar el dolor de ciática en Leganés?

En la clínica de fisioterapia y osteopatía Globalfios encontrarás el mejor centro donde poder tratar el dolor de la ciática en Leganés. Somos expertos en terapia manual, algo fundamental para mejorar este tipo de disfunciones.

El tratamiento lo enfocaremos desde la globalidad, donde buscaremos cuál es el origen de tu ciática. Para ello, es fundamental saber cómo se ha producido el dolor, si tenéis antecedentes de un dolor similar, cómo es vuestra rutina diaria a nivel laboral, personal y deportivo, y vuestros hábitos alimenticios, algo que puede explicar vuestro grado de inflamación.

Para ello, nos centraremos en encontrar si tu dolor procede de un problema discal (edema, protrusión o hernia), muscular o incluso visceral, pues es frecuente encontrar adherencias o disfunciones en la región ginecológica de la mujer que puedan llegar a provocar una ciática. Por eso pensamos que somos tu mejor elección, puesto que nuestra forma de ver el cuerpo nos permite afinar mucho el diagnóstico, lo que te evitará realizar innumerables sesiones para poder mejorar tus síntomas.

Si acudes a tu médico, podrá pautarte la toma de medicamentos que puedan mejorar algo tus síntomas, pero nunca tratarán la causa, por lo que es muy probable que aunque notes mejoría, esta sea poco duradera, algo que es muy desesperante.

Por lo tanto, si sufres ciática en Leganés, no dudes en pasarte por nuestro centro, ¡te trataremos encantados!

¿Por qué podría interesarte nuestra clínica para tratar la ciática en Leganés?

En el caso que hayas leído cómo es una ciática y cuáles pueden ser sus orígenes, te darás cuenta que la mejor elección que tienes es la de acudir a un centro de fisioterapia y osteopatía para tratar tu ciática en Leganés.

Estarás de acuerdo con nosotros que es fundamental encontrar el origen de tu problema, de esta forma, podremos evitar que se repitan episodios de tu dolor ciático en un futuro.

Si tienes una protrusión o una hernia discal, es algo que tendrás que convivir con ello. Hay casos de pacientes que con el paso de los años, dicha hernia discal puede llegar a reabsorberse y desaparecer. Pero lo normal, es que pueda empeorar su posicionamiento y llegar a contactar con la raíz nerviosa, algo que sólo podría solucionarse a nivel quirúrgico. Para evitar esta evolución, deberás seguir los consejos de tu fisioterapeuta, tanto a nivel postural, actividad física o alimentación, con el objetivo que el dolor causado por tu hernia discal no vuelva a despertarse. Si no, muy probablemente tu ciática vuelva a darte problemas en un futuro.

¿Cómo son las sesiones para tratar el dolor de ciática en Leganés?

Si presentas una ciática en Leganés, al acudir a nuestra consulta realizaremos un estudio previo, en el cual, identificaremos el origen de tu dolencia. Te realizaremos una serie de pruebas, donde buscaremos ver el nivel de irritación o inflamación de tu nervio ciático. En caso negativo, veremos si tu dolor tiene un origen muscular o visceral, algo que determinaremos a través de la palpación de músculos o puntos dolorosos a nivel visceral, que expliquen tus dolores. Si tu dolor es crónico, probablemente ya te hayan hecho alguna prueba, una radiografía o lo ideal, que sería una resonancia magnética, donde podremos determinar qué tipo de lesión discal puedas tener y cómo podemos ayudarte. Ver dichas pruebas en la consulta será clave para poder ayudarte.

Si tienes un dolor cuyo origen es un edema discal, protrusión discal o hernia discal, necesitarás de varias sesiones hasta notar la mejoría completa. Aunque desde la primera consulta, notarás mejoría. En el caso que no notes ninguna mejoría, buscaremos alternativas para poder mejorar tu dolor, siendo muy probable la necesidad de una consulta con un traumatólogo o neurocirujano, por si fuese necesario su intervención.

Si tu origen es un problema muscular, notarás un gran cambio desde la primera consulta, siendo muy habitual resolver tu dolor rápidamente.

Si por el contrario, hay un origen visceral, muy relacionado con adherencias en la zona ginecológica, puntos trigger viscerales en útero u ovarios, requerirá un tratamiento junto con nuestra nutricionista por si hubiese un problema hormonal. O puede ser necesario una consulta con un ginecólogo, para solucionar el problema.