La lumbalgia es un problema que lo sufren ocho de cada diez personas. ¿Quieres saber cómo mejorarlo?

1.  Realiza ejercicio de manera regular y adaptado siempre a tu capacidad, nunca sobrepases tus límites.

2.  Existen dos tipos de ejercicios útiles para combatir la lumbalgia: ejercicios aeróbicos (natación), y ejercicios de estiramiento y fortalecimiento de los músculos (pilates).

3.  Evita estar en la misma postura durante largos periodos de tiempo. Es bueno evitar posturas o movimientos que provoquen dolor. Si no puedes evitar estar de pie durante mucho tiempo, es aconsejable que descanses sobre una de las piernas, así evitarás la bipedestación o posición de pie sobre las dos a la vez.

4.  Si tu postura diaria es estar sentado/a. Asegúrate que tu posición esté en 90º, de tal forma que este ángulo se forme entre los muslos y la espalda.

5.  Duerme en una posición cómoda sobre un colchón firme. Si tu posición de descanso es lateral, es recomendable que coloques algún cojín o almohada pequeña entre tus piernas, así evitarás que las rodillas entren en contacto. Asimismo, cuando te levantes de la cama deberás hacerlo en decúbito lateral: descendiendo las piernas primero para separar posteriormente el tronco del colchón mediante el brazo.

6.  Puedes realizar ejercicios posturales en casa para disminuir el dolor de lumbalgia.

7.  Aprende a levantar los objetos correctamente: doblar suficientemente las rodillas, de manera que los brazos se encuentren al nivel del objeto que va a ser levantado.

8. Y quizá el más importante. Si a pesar de seguir todos estos consejos, no consigues que tu lumbalgia disminuya, entonces ponte manos a la obra y acude a tu fisio de confianza. Igual con un tratamiento eficaz, se consigue disminuir la inflamación y con ello, el dolor.

Últimas entradas:

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Para tener buenos resultados en la rehabilitación de suelo pélvico, así como para la prevención de lesiones del periné; es fundamental el trabajo y la integración de los músculos implicados en mantener nuestro centro de gravedad, muy conocido ahora como el “trabajo...

Las claves del cuidado del suelo pélvico en el embarazo

Es importante llegar al día del parto con un suelo pélvico en forma. De esta manera, conseguirás una mejor recuperación postparto. También evitarás futuras complicaciones derivadas del estrés al que están sometidos los músculos del suelo pélvico durante el aumento de...

Consecuencias de un suelo pélvico débil

¿Por qué se debilita?Al igual que otros músculos del cuerpo, los músculos del suelo pélvico pueden verse debilitados por las mismas causas como la inactividad o la edad. Pero, además, éstos también pueden verse afectados por cambios hormonales en la mujer, o por las...

Reserva tu cita:

Dónde estamos:

Horario:

Lunes a Jueves: 10:00 – 13:00 / 16:00 – 21:00
Viernes: 10:00 – 13:00 / 16:00 – 19:00