En el siguiente artículo te explicamos más acerca de los calambres musculares, sus causas y cómo prevenirlos.

CALAMBRES MUSCULARES: QUÉ SON Y ORÍGENES

Los calambres musculares son espasmos duraderos de un músculo en concreto o de una unidad muscular. Pueden tener varios orígenes:

  • Neurológico: por enfermedad del sistema nervioso en su relación con los músculos.
  • Temperatura: el exceso de calor causa pérdida de electrolitos por la deshidratación.
  • Irritabilidad de un nervio motor: que envía información de manera constante y errónea al músculo, el cual se contractura.
  • Mala práctica deportiva: por no realizar los pertinentes estiramientos musculares, que pueden causar acortamiento de las fibras y por aumento de la carga deportiva, generar un espasmo doloroso.
  • Nutricional: la cual vamos a explicar en este post, por falta de minerales.

El origen nutricional de los calambres musculares viene motivado por la falta de minerales principalmente. Esto es debido a que en la actualidad, no tenemos muy en cuenta, que una correcta nutrición, nos puede ayudar a mejorar e incluso resolver, muchos problemas a nivel muscular.

Nos alimentamos, pero no nos nutrimos correctamente.
 

MINERALES MÁS IMPORTANTES EN CASO DE CALAMBRES

Los minerales que suelen estar en déficit en el caso de calambres musculares son el calcio, el potasio, el sodio y el magnesio.

El calcio va a ayudar a unir la actina y la miosina, que son proteínas que provocan la contracción del músculo. Si no hay calcio suficiente, esta unión es incorrecta, y el acortamiento muscular se produce de manera defectuosa.

La mejor manera de obtener buenos niveles de calcio es aumentar el consumo de verduras, sobre todo, la hoja verde, el pescado azul (salmón, sardinas…) y los huevos.

El potasio y el sodio, que actúan conjuntamente para facilitar el impulso nervioso, relajan el músculo una vez se ha finalizado dicho impulso que lo contrae, y evitan la pérdida de agua, lo que motivaría alteración a nivel de la hidratación muscular.

Las mejores fuentes de potasio son las carnes, el pescado azul, la fruta y las verduras. Y las de sodio, el agua y el pescado.

El magnesio es esencial para una correcta información nerviosa y por consiguiente, una buena contracción muscular.

Realmente, la aparición de los calambres suele mejorar o solucionarse con la ingesta de suplementos de dicho mineral que nos haga recuperar los niveles normales, pues con la comida solamente, no llegaremos.

De manera, que si queremos solucionar un problema de calambres musculares, tan presentes en los músculos de las piernas, sobre todo, la zona del tríceps sural (gemelos y sóleo), deberemos comer más productos de origen animal, verduras y fruta, además de la suplementación de magnesio principalmente, que hará aumentar los niveles de minerales, que solamente con la comida, difícilmente llegaremos.

Últimas entradas:

Ejercicios para fortalecer el suelo pélvico

Para tener buenos resultados en la rehabilitación de suelo pélvico, así como para la prevención de lesiones del periné; es fundamental el trabajo y la integración de los músculos implicados en mantener nuestro centro de gravedad, muy conocido ahora como el “trabajo...

Las claves del cuidado del suelo pélvico en el embarazo

Es importante llegar al día del parto con un suelo pélvico en forma. De esta manera, conseguirás una mejor recuperación postparto. También evitarás futuras complicaciones derivadas del estrés al que están sometidos los músculos del suelo pélvico durante el aumento de...

Consecuencias de un suelo pélvico débil

¿Por qué se debilita?Al igual que otros músculos del cuerpo, los músculos del suelo pélvico pueden verse debilitados por las mismas causas como la inactividad o la edad. Pero, además, éstos también pueden verse afectados por cambios hormonales en la mujer, o por las...

Reserva tu cita:

Dónde estamos:

Horario:

Lunes a Jueves: 10:00 – 13:00 / 16:00 – 21:00
Viernes: 10:00 – 13:00 / 16:00 – 19:00