DOLOR DE ESPALDA EN NIÑOS, ¿POR QUÉ ES TAN FRECUENTE?

143544-OUGPVX-823 (2)

Se ha observado recientemente, que gran cantidad de niños empiezan a desarrollar dolores a una edad muy temprana.  En el siguiente artículo, vemos si el mal posicionamiento de la mochila puede ser causa de estas dolencias.

CAUSAS DEL DOLOR DE ESPALDA EN LOS NIÑOS

Vemos en consulta con mucha frecuencia, y esto es alarmante, la asistencia de niños con problemas de espalda, dolores en la parte alta, el cuello, los hombros y encontramos la presencia de contracturas, que no deberían ser habituales a esas edades.

En primer lugar, es verdad que los niños llevan una gran cantidad de libros y material escolar, lo cual, añadido a una mala colocación de carpetas y libros, una mala elección de la mochila, la falta de ejercicio y una mala alimentación, pueden ser el origen de muchos de los problemas de los más pequeños.

Vamos a intentar dar unas pautas a la hora de elegir una mochila y de cómo deben llevarla, para mitigar en la medida de lo posible, los dolores de espalda y cervicales de los más pequeños, y la presencia de contracturas.

A la hora de elegir una mochila, consideramos que es mejor una de espalda, en lugar del carrito. Esto genera cierta controversia, pues el carrito aligera el peso de la espalda y parece menos lesivo para su columna. Pero en realidad, obliga al niño a llevar una mala postura cuando empuja la mochila con ruedas, pues debe hacerlo con una sola mano, y en muchos casos, con la inclinación del cuerpo, que obliga a generar cierta descompensación entre un lado y el otro.

Una vez hemos elegido la mochila de espalda, es muy importante que las asas y la parte más baja de la misma, llevan un acolchado para proteger los músculos de los hombros y la parte baja de la espalda. Y más importante aún, deben llevarla con las dos asas, no sobre un sólo hombro, lo cual siempre aumentará la tensión hacia ese lado.

¿Cómo debemos ajustarla?Sin-título-2-01-1

La parte más baja debe quedar unos pocos centímetros por encima de la cadera. Así liberamos presión a la zona lumbar. Y además, a la hora de organizar la mochila, las carpetas y libros más grandes deberán colocarse primero, quedando apoyados en primer lugar en la espalda, para colocar a continuación, los demás libros, material  escolar y estuches que nuestros hijos puedan usar, evitando grandes diferencias de peso en la distribución de la carga.

Todo esto es fundamental, pues si consideramos que las mochilas pueden llegar a pesar cerca de diez kilogramos o más en algunos casos, cualquier desajuste en su colocación explicaría muchos de los síntomas de los pequeños.

dolorespaldaniñosmochila

Como medida de prevención, es fundamental que los niños acudan a ver a un fisioterapeuta que pueda ajustar al máximo la mochila y dar consejos más específicos para cada caso, y poder realizar un tratamiento de fisioterapia y osteopatía, con el objetivo de disminuir las tensiones que ya se encuentren en la espalda.

No menos importante es la realización de ejercicio, lo cual permitirá fortalecer la espalda y prepararla para soportar el peso de llevar la mochila a clase. Nuestros hijos son cada vez más sedentarios, con el uso de videoconsolas y móviles, y esto hace que no tengan buena salud postural y muscular.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s