TENDINITIS: QUÉ ES Y TRATAMIENTO DE FISIOTERAPIA Y OSTEOPATÍA

articulo-12-tendinitis-aquílea

¿Qué hago si tengo una tendinitis?

A través de este artículo, sabréis cómo prevenir y tratar este problema.

La tendinitis o también conocida como tendinopatía son, junto a las roturas de fibras o desgarro musculares, las lesiones más frecuentes en los deportistas. Algunas ocasiones no afectan a la continuidad del ejercicio habitual, sin embargo, otras veces puede llegar a ser más dolorosa y crear más problemas.

Qué es la tendinitis

Aunque a veces puedes tener tendinitis sin haber hecho ejercicio, la mayoría de los casos donde aparecen este tipo de lesiones es por la práctica deportiva. Por lo general, ocurre cuando alguno de tus tendones está soportando una carga de trabajo muy alta, sobre todo cuando practicas de manera reiterada un ejercicio durante un periodo de tiempo.

El tendón más afectado históricamente por tendinitis es el tendón de Aquiles en los atletas, ya que continuamente se somete a presión en cada paso que dan cuando corren.

Prevención de la tendinitis

Para prevenir la tendinitis es fundamental realizar cualquier ejercicio de forma correcta y con la postura adecuada. Si realizas un ejercicio, o un deporte determinado, y no tienes una técnica perfecta, vas a provocar en el tendón tensiones que a largo plazo, pueden transformarse en una verdadera lesión. El problema en estos casos es la repetición de una práctica deportiva. A más repetición y con una mala técnica, más riesgo de inflamación.

Otra manera de prevenir la tendinitis y casi cualquier lesión es un buen calentamiento que prepare el cuerpo para el ejercicio físico intenso. En la actualidad, se sabe que ya no es necesario realizar ejercicios de estiramientos intensos previos a la práctica deportiva. Con ejercicios suaves de flexibilidad y un calentamiento progresivo, será suficiente para prevenir este tipo de lesiones.

A parte de la técnica y forma de hacer los ejercicios, una de las maneras que permite mejorar la calidad del tendón y evitar la tendinitis, es la alimentación. Es algo que no se tiene muy en cuenta, pero que es fundamental para evitar e incluso tratar las lesiones, algo que veremos en el siguiente apartado.

Si sigues una alimentación rica en carbohidrato, y no consumes la proteína y grasas necesarias para la realización de un ejercicio, tendrás una tendencia a la inflamación, y en caso de que ésta aparezca, si no cambias alimentos, se podría mantener en el tiempo.

Tratamiento de la tendinitis

Es primordial que la tendinitis sea tratada por especialistas. Lo más importante, como en todas las lesiones, es determinar el origen de la tendinitis. También es clave mencionar, que la tendinitis no dura eternamente. En recientes estudios, se habla que el proceso inflamatatorio no perdura más allá de tres días, por lo que, cuando sufres de dolor con un diagnóstico de tendinitis y ya ha pasado más de ese período de inflamación, igual lo que tienes se llama de otra manera, y es la tendinosis.

En tu casa, puedes tratar la tendinitis, dependiendo de la zona inflamada, a través de diversos estiramientos y reducción de la práctica deportiva, si el deporte es su origen. Además, de conseguir una mejora alimenticia basada en reducir la frecuencia de comidas y aumentar el aporte de proteínas y grasas junto con verduras y reducir sobre todo, los carbohidratos refinados. Esto ayudará a bajar inflamación.

Puedes sufrir de tendinitis también en el ámbito laboral, con la realización de movimientos repetitivos. Aunque lo ideal es que te tomaras unas vacaciones para descansar del trabajo, creemos que no todo el mundo puede hacerlo, así que intenta tomarte ciertos descansos para estirar, no estar mucho tiempo en determinadas posturas, haciendo trabajo de repetición y mejora tu alimentación.

Si esto último te resulta muy difícil, en la Clínica de Fisioterapia y Osteopatía Globalfios de Leganés podemos mejorar tu dolor por tendinitis. Nuestro fisioterapeuta, tras determinar el origen de tu dolor, te realizará el siguiente tratamiento

  • Osteopatía: a través de manipulaciones vertebrales, que permitirán mejorar la inervación y riego sanguíneo a la zona inflamada
  • Fisioterapia: gracias al trabajo local para mejorar la inflamación y la calidad del tendón, disminuyendo también la tensión del músculo
  • PNI: terapia a partir de la cual, vamos a hacerte un estudio de tu alimentación, por si hubiera algo que favoreciera la presencia de la tendinitis, y en tal caso, realizar los distintos cambios alimenticios que mejoren la calidad del tendón.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s